retoque profesional de fotografía de producto

Consigue un buen retoque profesional de fotografía de producto

Después de una buena iluminación, composición y colocación el siguiente paso es fundamental para que la fotografía de tu producto termine de ser de excelente calidad: el retoque profesional

Una buena edición de las fotografías es clave para obtener unos resultados limpios, homogéneos y coherentes. Es fundamental que el disparo se lleve a cabo por un fotógrafo profesional, en un estudio con todos los medios técnicos, y que el proceso del retoque sea el último paso para dotar de excelencia a una imagen de producto. Tanto la fotografía como la edición pueden marcar la diferencia para que un producto sea percibido como fiable y de calidad. 

Hemos preparado este post pensando en ayudarte a diferenciar un buen retoque profesional, ¡esperamos que te sirva de ayuda! 

¿Cómo mejorar el atractivo de las fotografías de tu ecommerce? 

Es muy importante que, una vez hayas decidido poner en marcha la producción de las imágenes de tus productos cuentes con un buen fotógrafo profesional de producto. Lo primero que debes pedirle es que te asesore para elaborar la Guía de Estilo; es decir, un manual que sirve para crear todas las fotografías con una misma línea de estilo, esto engloba las características de la iluminación, la colocación del producto, el número de vistas y, por supuesto, las características del retoque digital. 

La Guía de Estilo es algo absolutamente fundamental a la hora de enfrentar un shooting de producto cuyo objetivo sea la venta online. Sirve para que los productos de tu web, reproducidos a través de fotografías, muestren una misma línea de estilo, lo que generará confianza en el comprador digital. 

Debe recoger y definir exactamente, entre otros, las características del retoque digital. En ella se definirán conceptos como el color de fondo, el nivel de licuado y tamponado, la eliminación de arrugas o el posicionamiento de los productos en guías dentro del lienzo de Photoshop.

Tanto si tienes las fotografías ya disparadas, o vas a llevarlas a cabo en un estudio de fotografía profesional, ten en cuenta que una parte muy importante de la producción de imágenes de producto de calidad es el retoque digital. Debes tener buen dominio de Photoshop, enfocado a la producción de imágenes, destreza, habilidad y el ojo lo suficientemente entrenado para detectar rápidamente los fallos y diferencias dentro de una colección de imágenes de la misma categoría.

retoque fotografico profesional online

La importancia de contar con un profesional para el retoque fotográfico

Tienes que tener en cuenta que disparar una fotografía individual no tiene nada que ver con disparar una colección de productos, normalmente todos ellos semejantes entre sí, con cambios de color, tamaño, material o acabados. Crear una colección de imágenes de productos semejantes, que sea coherente y con un mismo estilo no es una tarea fácil. 

Te recomendamos que la iluminación sea igual entre todos los productos, pero ocurre a veces que  no es posible dispara todo el mismo día, bien porque no dé tiempo en la misma sesión o porque no estén disponibles todos los productos a la vez, por variaciones de producción o logística. Entonces, ¿cómo asegurarnos de que todas las fotografías tienen la misma calidad final

Aquí entra en juego una parte muy importante de la fotografía de producto de calidad: la edición o retoque profesional de las fotografías, que es capaz de conseguir un buen acabado, homogéneo, entre todas ellas.

Vamos a ver los aspectos claves que debes contemplar en una buen retoque profesional  de producto.

retoque profesional de fotos

Aspectos a tener en cuenta en un buen retoque profesional de producto

Debéis tener en cuenta que para conseguir una buena imagen de producto el disparo representa entre un 50% – 60% del tiempo dedicado a cada producto, y el retoque digital compone entre el 40% y el 50% restante. El retoque digital se lleva a cabo con el programa  Photoshop ¿Qué aspectos debéis contemplar en un buen retoque de producto?

  • Color de fondo: suele ser el mismo para todos los productos de una web, o al menos para todos los productos de una misma categoría. El fondo debe ser el mismo en todos los puntos del lienzo, esto se consigue con el silueteado; es decir, el recorte del producto para separarlo del fondo de la toma y poder elegir un color de fondo a la carta y que sea el mismo en todos los puntos del lienzo.
  • Ajuste de luz y color: es absolutamente imprescindible que la fotografía muestre el color exacto del producto, así como que las diferentes vistas de cada producto tengan el mismo ajuste de color. Normalmente se emplean máscaras de Photoshop sobre la imagen para conseguirlo. Exige a tu fotógrafo que cumpla este objetivo.
  • Color de fondo: recomendamos que sea el mismo para todos los productos de una web, o al menos para todos los productos de una misma categoría. El fondo debe ser el mismo en todos los puntos del lienzo, esto se consigue con el silueteado; es decir, el recorte del producto para separarlo del fondo de la toma y poder elegir un color de fondo a la carta y que sea el mismo en todos los puntos del lienzo.
  • Sombras: en la Guía de Estilo se definirá si las imágenes se mostrarán con una sombra o sin ella, leve o dura, natural o artificial, y que debe ser la misma siempre en todos los productos. Normalmente recomendamos recortar la sombra y dejarla en una capa a parte para que al ajustar el color o la luz el tono de la sombra no varíe. Además recomendamos desaturar la sombra, esto es porque a veces refleja el color del producto y se de color ocre o marrón, en lugar de siempre tono gris degradado. 
  • Posicionamiento en guías: totalmente fundamental es colocar cada tipo de producto de una misma categoría apoyando sobre la misma línea, y así, al mostrar varios productos en las parrillas de las webs todos aparecen colocados con coherencia, generando la sensación de seriedad y confianza que comentábamos antes.
  • Uso de la herramienta tampón: es otra de las herramientas estrella de Photoshop pues permite eliminar manchas, desperfectos, arrugas o cualquier imperfección. Cuidado porque el uso excesivo crea imágenes falsas, demasiado retocadas, de las que se tiende a desconfiar por creer que son fake, y por consiguiente el cliente potencial no añade al carrito. Es muy importante que en el disparo la colocación y la iluminación del producto sean excelentes, y no obliguen a un uso demasiado intenso del tampón. 
  • El licuado: es una herramienta de Photoshop que ayuda mucho en el retoque digital profesional pues permite “estirar” desde zonas del producto para igualarlo a las condiciones marcadas en la Guía de Estilo, y por consiguiente al resto de productos de la misma categoría.

retoque fotografía de producto

¿Buscas un fotógrafo profesional?

No creas que es fácil encontrar un buen fotógrafo de producto que a la vez sea un buen retocador de imágenes, que maneje todas estas herramientas enfocadas a crear colecciones iguales, homogéneas, y que sea exigente y tenga el ojo lo suficientemente entrenado para detectar de forma rápida los fallos para corregirlos con agilidad y que el presupuesto no se dispare. Ponte en contacto con nosotros y empieza a disfrutar de un equipo especializado que puede sacar el máximo partido a tu producto.