iluminación para fotografía de producto

La importancia de la iluminación para la fotografía de producto

No es ningún misterio que la iluminación en fotografía de producto lo es todo. Sin luz, no hay foto, más simple imposible. Además, con la iluminación se puede aprender a evitar reflejos, a crear volumen, a obtener una buena exposición o a moldear la luz para crear fotografías de producto impactantes. Es por eso que la iluminación de productos para fotografía es el punto más importante a tener en cuenta.

En el post de hoy te contamos cómo la iluminación en la fotografía de producto puede marcar la diferencia y qué tipo de iluminación es necesaria según lo que se quiera conseguir. ¿Preparado o preparada para conocer los secretos de la luz? ¡Sigue leyendo!

Cómo la iluminación en la fotografía de producto puede marcar la diferencia

La fotografía de producto tiene el objetivo de crear una imagen atractiva a la vez que real de un producto, para incitar a la venta. Es una parte importante de la fotografía publicitaria y de la fotografía para ecommerce.

Por eso, debemos jugar con la luz a nuestro favor y conseguir la iluminación perfecta que haga de la imagen algo delicioso, si estamos viendo un plato cocinado o que una prenda nos parezca maravillosa y de gran calidad, solo con una fotografía.

Cuanta más luz haya, mucho mejor y si es luz natural, estamos dando en el clavo. Pero no siempre puede ser así. Por eso, si tus nociones de fotografía de estudio te lo permiten, lo mejor es que utilices luz artificial. A continuación te contamos los tipos de luz y para qué objetos utilizar cada una de ellas.

iluminacion de productos para fotografia

¿Qué tipo de iluminación es necesaria según el efecto esperado?

Vamos a empezar por el principio. Los tipos de iluminación que existen son la luz natural y la luz artificial. Lo que queremos conseguir con la fotografía de producto es una luz uniforme y perfecta, que no distorsione la imagen real y realce las partes más importantes del producto que queremos fotografiar. Estas son las características de ambas

Luz natural

Se denomina luz natural a la que proviene del sol. Lo que hace especial a la luz natural es que varía en función de la hora del día en la que nos encontremos. Las primeras horas del día, el sol está bajo, las luces son cálidas, difusas y con sombras alargadas. En las horas centrales del día, la luz es dura, neutra, con un fuerte contraste y con sombras marcadas. Pero vamos a ver cada una de ellas en profundidad.

El amanecer y atardecer son los reyes de la fotografía natural por excelencia. Muchas de las mejores fotografías están hechas en estos momentos del día, por lo que dominar sus características hará que se consigan verdaderas maravillas.

Si lo que quieres conseguir es una fotografía de producto suave y con profundidad, la luz natural del amanecer y del atardecer, será tu aliada. Es perfecta para bodegones porque genera pocas sombras y para objetos reflectantes. Un ejemplo sería la luz de un día nublado, tan tenue y clara.

Las horas del mediodía, se caracterizan por que su luz provoca sombras marcadas y un gran contraste entre luces y sombras, lo que se denomina también, luz dura.

Si por el contrario, quieres conseguir fotografía de producto con mucho contraste y plana, la luz del mediodía te vendrá como anillo al dedo. Una luz dura como la del mediodía es ideal para resaltar las formas y conseguir contrastes elevados. Suele ser la luz ideal para objetos color mate.

Si dispones de un entorno con buena iluminación natural, debes aprovechar todo lo que te ofrece esta luz. Es una luz fotogénica que no necesita accesorios.

Luz artificial

Por el contrario, la luz artificial no proviene del sol. La creamos los seres humanos y la podemos moldear a nuestro antojo. Puede ser suave o dura, depende del tamaño del objeto al que ilumina.

La luz artificial no cambia, por lo que se puede predecir cómo va a afectar a los objetos y se puede utilizar en cualquier momento del día.

Esta información es tan solo una pequeña parte de lo que hay que tener en cuenta para controlar la iluminación en la fotografía de producto. Por eso, algo que debes tener en cuenta antes de todo esto es qué quieres transmitir con la fotografía de tu producto, qué debe contar la imagen. Esto es muy importante porque la fotografía de producto debe adaptarse a la imagen de marca de las empresas, debe ser parte de su branding.

En AF nos esforzamos por conocer las necesidades de nuestros clientes para captar, con la fotografía de producto, la esencia de la marca y mediante la iluminación, entre otras cosas, comunicar los valores que quiere transmitir cada una de ellas.

¿Quieres que las fotografías de producto de tu marca sean especiales?  Ponte en contacto con nosotros para que empecemos cuanto antes. ¡Tus clientes te esperan!