fotografia de producto para instagram

Diferencias entre fotografía para ecommerce y social media

La fotografía de producto se ha convertido en la herramienta más útil para dar a conocer los productos y servicios que comercializa una marca en internet. Aunque se trata de medios online, lo cierto es que la fotografía de producto en social media y la fotografía de producto en ecommerce tienen puntos que las diferencian.

Ya hemos hablado de cada una por separado y enfocadas en sectores concretos, pero hoy queremos ver sus diferencias.

Características de la fotografía de producto para ecommerce

Las fotografías de producto para ecommerce son aquellas que se realizan para vender en una tienda online productos de una marca. Su objetivo es informar y describir de forma visual un producto y servir como sustituto al hecho de que un cliente no pueda tener un producto en sus manos.

Las fotografías para ecommerce también pueden haberse realizado con la finalidad de crear un catálogo de productos físico. Es decir, otro de los objetivos de la fotografía de producto para ecommerce es acercar el producto al cliente para que pueda ver todas sus características sin necesidad de tocarlo. Aportar información sobre el producto será imprescindible para que el comprador pueda ver el producto desde todas sus perspectivas y decida comprar.

Pulsera en Estudio Fotografía Ecommerce

Características de la fotografía de producto para social media

Las redes sociales son un escaparate más y se están desarrollando como medio para comercializar productos a potenciales clientes. Marcas y profesionales utilizan las redes sociales como forma de llegar a una gran audiencia, antes sólo accesible con grandes inversiones en medios de comunicación tradicionales.

La fotografía de producto para social media se encuadra dentro de la fotografía publicitaria y su objetivo también es la venta, pero desde una perspectiva más persuasiva que informativa. Es decir, su finalidad es hacer sentir interés a los usuarios, llamar la atención de estos y despertar el deseo de compra. Podemos decir que se trata de una fotografía más creativa y que busca transmitir sensaciones.

Despertar el interés del usuario es importante cuando este no llega de forma directa a la ficha de producto, sino que ve un anuncio o una publicación en medios sociales. De igual forma, la fotografía de producto para social media nos permite ser todo lo creativos que queramos para diferenciarnos de la competencia.

Diferencias entre la fotografía de producto para ecommerce y social media

Para resumir, ambos tipos de fotografía se diferencian en sus objetivos, en los medios en los que van a ser difundidas, en la composición y en el estilo fotográfico y en la producción inicial y final de las fotografías de producto.

Objetivos

Teniendo en mente que el principal objetivo de ambas es la venta, la fotografía de producto para ecommerce tiene un carácter informativo y descriptivo, mientras que la fotografía de producto para social media, tiene por objetivo llamar la atención y crear imagen de marca.

Medios de difusión

La fotografía de producto para ecommerce se realiza para acompañar la descripción de un producto o una ficha de producto, en una tienda online o ecommerce. Por su parte, la fotografía de producto para social media se hace para publicar en las redes sociales o crear anuncios en medios sociales.

Composición y estilo fotográfico

Las fotografías de producto para ecommerce son más sencillas que las destinadas a medios sociales, pero su calidad no es inferior. La iluminación, el encuadre o el color de fondo son elementos muy importantes para conseguir el efecto deseado de las fotografías de producto para ecommerce.

En cambio, la fotografía de producto para social media implica mayor creatividad y está abierta a muchas variantes: se pueden utilizar distintos fondos, hacerse al aire libre o en estudio, utilizar modelos, jugar con enfoques y desenfoques.

Producción de las fotografías

Las fotografías de producto para social media necesitan una mayor producción y un gran trabajo previo para conseguir el estilo y la imagen de marca. Han de buscarse modelos, localizaciones interiores o exteriores, pedir permisos si fuera necesario, etc. En cambio, para las fotografías de producto destinadas a tiendas online, como es necesario seguir unos requisitos o normas, la imaginación no tiene mucho espacio y su producción resulta más sencilla que las primeras.

Cómo combinar ambas en tu estrategia de marketing digital

Estos dos tipos de fotografías no son contrapuestas. Es decir, ambas se pueden combinar en tu estrategia de marketing digital. Las marcas, así sean grandes o pequeñas, buscan centrar la atención de los usuarios de las páginas web y de las redes sociales, en sus productos. Mostrar los productos de una forma real, buscando por un lado informar y convencer, y por otro llamar la atención y persuadir.

Como ves, se puede decir que estos dos tipos de fotografías se pueden utilizar para distintas fases del proceso de compra de un usuario. Mientras que la fotografía de producto para social media llama la atención en las primeras fases del embudo de ventas, buscando la atracción y la interacción, la fotografía de producto para ecommerce se utiliza en las últimas fases del embudo de ventas. Concretamente en las fases de conversión y fidelización de los clientes.

De esta forma, combinando los dos tipos de fotografía, se puede crear una estrategia de marketing digital sólida para atender las necesidades de los clientes y conseguir aumentar las ventas.

En resumen, para cualquier tipo de fotografía es importante contar con profesionales que dominen las diferentes técnicas de fotografía digital. En Antón Fotógrafos contamos con un equipo de profesionales expertos en fotografía para ecommerce y social media, que gracias a su experiencia entenderán tus necesidades y las de tus clientes. Ponte en contacto con nosotros para crear tu fotografía de producto para ecommerce y social media.